Temperamento flemático – “Hagamos las cosas de forma fácil”

DESCRIPCIÓN GENERAL
Al flemático no le suelen afectar las cosas y, si lo hacen, su reacción es normalmente débil y lenta. Las impresiones recibidas duran por un corto periodo de tiempo. Es uno de los temperamentos introvertidos.

BUENAS CUALIDADES
Las buenas cualidades del temperamento flemático son: trabajan lento pero de forma segura, son diligentes, no se irritan fácilmente ante la enfermedad, insultos o dificultades, sino que se mantienen en calma y tranquilos. Tienen mucho sentido común y equilibrio mental. Cuando hablan, lo hacen de forma clara, ordenada, positiva y yendo al grano. Tienen buen corazón, aunque otras personas puedan percibirles como indiferentes. Son capaces de hacer grandes sacrificios hasta el punto del heroísmo, si son llamados a ello, pero por su naturaleza perezosa y reservada, les falta entusiasmo. Evitan las dificultades en lugar de atacarlas de frente, pero normalmente alcanzan sus metas una vez que se ponen a ello. Están más inclinados al trabajo científico, el cual requiere mucha paciencia y perseverancia.

DEBILIDADES
Las debilidades del temperamento flemático son debidas a su naturaleza lenta y calmada, lo cual puede causarles perder muchas oportunidades, porque posponen mucho las cosas y en ocasiones nunca llegan a empezar. Tienen la tendencia de vivir por y para sí mismos, porque ponen muy poco interés en lo que ocurre a su alrededor. Por esta razón, pueden caer en el egoísmo con cierta facilidad. Nunca saldrá de ellos el hacer penitencia o mortificación, porque les supone una lucha demasiado grande. Por el contrario, tienden al bienestar y al placer, evitando cualquier dificultad. En casos extremos, pueden volverse tan vagos e insensibles que nadie puede ayudarles a salir de ahí.

CÓMO LUCHAR
Los flemáticos necesitan luchar por tener convicciones profundas y hacer el esfuerzo de exigirse más a sí mismos, especialmente en la vida espiritual. Avanzarán despacio, pero una vez que estén motivados, irán lejos gracias a su constancia y perseverancia. Es importante para el flemático ponerse metas y tener sus ojos fijos en grandes ideales para mantener esta motivación. El autocontrol es esencial, pero no tanto en el área de las pasiones como en el de la motivación, ya que tienen muchos talentos, pero nunca darán fruto si se dejan llevar por la pereza.

SANTOS CON TEMPERAMENTO FLEMÁTICO
Santo Tomás de Aquino parece tener las mejores cualidades del temperamento flemático.

RESUMEN
Los flemáticos reaccionan débil y lentamente a las cosas. Las impresiones recibidas normalmente duran poco y no dejan rastro.

Buenas cualidades:
   
•    Trabaja lenta pero diligentemente
    •    Difícilmente irritable por insultos, desgracias o enfermedades
    •    Normalmente permanece en calma y con la mente clara
    •    Tiene mucho sentido común y equilibrio mental
    •    Ordenado, claro, positivo y mesurado en el hablar
    •    Prudente, sensible, reflexivo y trabaja con cabeza

Defectos:
 
   •    Puede perder muchas buenas oportunidades, porque retrasa demasiado el empezar a trabajar o actuar
    •    Tiende a vivir por y para sí mismo, casi hasta el punto del egoísmo
    •    No sirve para gobernar o administrar
    •    No suele hacer sacrificios por iniciativa propia
    •    Tiende a la pereza

Qué hacer:
Sé exigente contigo mismo y esfuérzate para poseer convicciones profundas.
Avanzarás de forma lenta, pero, una vez que empieces, llegarás muy lejos.
No te permitas el lujo de ser vago o indiferente, sino dirígete hacia grandes ideales.
Motívate de tal forma que puedas usar bien tus talentos.