Temperamento sanguíneo: “Hagamos las cosas de forma divertida”

DESCRIPCIÓN GENERAL
Una persona de temperamento sanguíneo tiene reacciones fuertes y rápidas en relación a casi cualquier cosa, aunque estas son cortas en duración y se olvidan rápidamente. Es uno de los temperamentos extrovertidos.

CUALIDADES
Las cualidades del temperamento sanguíneo incluyen: amabilidad, alegría, generosidad, sinceridad, sensibilidad ante el sufrimiento de los demás, docilidad y espontaneidad.
Los sanguíneos son normalmente optimistas y poseen un enfoque práctico de la vida. Tienen también sentido común. Como son afectuosos por naturaleza, tienen gran facilidad para hacer amigos de forma intensa, ya que los otros se sienten atraídos por su bondad y entusiasmo contagioso. Poseen intelectos activos y aprenden con rapidez, aunque normalmente sin mucha profundidad. Tienden a pensar acerca de cosas placenteras y optimistas y tienen una imaginación activa y creativa. Cuando ponen en funcionamiento sus talentos, son normalmente buenos actores, oradores, vendedores, políticos, etc.

DEBILIDADES
La mayor debilidad del temperamento sanguíneo es la superficialidad, la inconstancia y la sensualidad.
Superficialidad – Esto es debido principalmente a su percepción inmediata de las situaciones e ideas, y de su imaginación creativa y activa. Aunque son rápidos en resolver problemas difíciles, la mayor parte de las veces solo ven una parte del problema o la superficie de este. Esto les hace llevar a cabo juicios apresurados, actuar antes de pensar y llegar a una conclusión equivocada. No les importa tanto profundizar mucho en el conocimiento como saber acerca de muchos temas.
Inconstancia – Esto es debido a la corta duración que las impresiones les dejan cuando reaccionan ante estímulos. Cambian de estado de ánimo con rapidez. Puede que se arrepientan enseguida de sus pecados, pero después caen en lo mismo tan pronto como son tentados. En general, si algo requiere esfuerzo por un largo periodo de tiempo, no persisten. También les cuesta mantener en orden sus sentidos externos (vista, tacto, gusto, oído, olfato) y su imaginación. Cuando van avanzando en su vida espiritual, se distraen fácilmente y se desaniman cuando no experimentan consolación o no “sienten” que rezan.
Sensualidad – La lucha más grande para ellos es en el ámbito de la carne. Son, en ocasiones, víctimas de la gula y la lujuria. Puede que se arrepientan realmente después de haber caído, pero en ocasiones les falta perseverancia y la energía necesaria para luchar contra las malas inclinaciones. Son rápidamente llevados al placer sensual. Su tendencia a la sensualidad les dificulta controlar su imaginación.

CÓMO LUCHAR
Si los de temperamento sanguíneo quieren superar sus defectos y debilidades deben poner en uso sus buenas cualidades, teniendo especial cuidado en dirigirlas hacia cosas buenas. Como dice San Agustín: “Elige sabiamente y después ama con todo tu corazón”.
Para vencer la sensualidad tienen que adquirir el hábito de reflexionar y pensar las cosas antes de actuar. Deben practicar una constante vigilancia y huir inmediatamente de las ocasiones de pecado. Necesitan ser especialmente cuidadosos y tener bajo control sus sentidos externos de igual forma que su imaginación. Les ayudaría entrar en la práctica de la meditación y la mortificación. Para luchar contra la inconstancia, deberán fortalecer su voluntad, llevando a cabo sus resoluciones y siendo fieles a su tiempo de oración y sus compromisos, aun en tiempo de sequedad o desolación.

SANTOS CON TEMPERAMENTO SANGUÍNEO
Estos santos son ejemplos de temperamento sanguíneo: San Pedro, San Agustín, Santa Teresa de Jesús, San Francisco Javier y Santa Rosa de Lima.

RESUMEN
Una persona con temperamento sanguíneo reacciona de forma rápida y fuerte ante casi cualquier estímulo, pero la reacción no suele durar mucho tiempo y lo olvidan fácilmente.
Buenas cualidades:

•    Amistosos y amables
•    Generosos y comprensivos con los demás
•    Sienten y se compadecen del sufrimiento ajeno
•    Dóciles y obedientes
•    Sinceros y espontáneos
•    Optimistas
•    Aprenden con facilidad
•    Poseen una imaginación activa y creativa

Defectos:
•    Superficialidad
•    Inconstancia
•    Sensualidad

Qué hacer:
Pon en uso tus buenas cualidades y asegúrate de que las diriges hacia cosas buenas y saludables.
Lucha contra tus malas inclinaciones:
Superficialidad: Adquiere el hábito de la reflexión y piensa antes de actuar.
Inconstancia: Fortalece tu voluntad haciendo resoluciones y siendo fiel a ellas. Ayuda el seguir un plan de vida; haz diariamente el examen de conciencia para descubrir dónde eres más débil y luchar contra ello.
Sensualidad: Sé vigilante y continúa luchando. Huye inmediatamente de las ocasiones de pecado y ten especial cuidado en guardar tu vista.