La imaginación

La imaginación es una aptitud o disposición para reproducir, combinar o crear imágenes o ideas mentalmente. Aumenta nuestra creatividad y nos permite visualizar ideas o ideales.

La imaginación puede ser nuestra gran aliada, pues nos ayuda a concebir ideas que podemos llevar a cabo. Sin ella viviríamos estancados, sin avanzar. Nos ayuda a crear nuevos proyectos, a pensar la mejor forma de lograrlos. Es la sal de la vida.

No obstante, también debemos cuidarla, porque es capaz de distorsionar la realidad y hacernos creer algo que no es cierto. Santa Teresa de Ávila la llamaba "la loca de la casa" al advertir a sus novicias de los peligros que puede tener el dejar trabajar a la imaginación sin el control de la razón.

Medios para educar la imaginación:
· Ser consciente de la diferencia entre realidad e imaginación.
· Sustituir los pensamientos negativos o dañinos por ilusiones sanas y atractivas.
· Dejar volar la imaginación únicamente en ciertos momentos, con finalidades específicas y razonadas, sin que afecte la realización de nuestras tareas y deberes, ni nuestra convivencia con los demás.