¿Por qué un católico no debe creer en los horóscopos?

Los horóscopos son medios para intentar conocer el futuro por medio de la interpretación de la astrología solar. La enseñanza de la Iglesia católica va en contra del uso de horóscopos y de otras prácticas que predicen la fortuna como pueden ser la astrología, leer la mano, la clarividencia, la ouija y los médiums, porque son medios por los que se intenta suplantar a Dios. Además, algunas de estas cosas usan el mal como fuente de poder, otras están basadas en fórmulas matemáticas, y otras, incluso, son simplemente personas que buscan un beneficio rápido aprovechándose de la gente que busca respuestas.

El Catecismo de la Iglesia Católica dice: “Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone «desvelan» el porvenir. (cf Dt 18, 10; Jr 29, 8). La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a «médiums» encierran una voluntad de poder sobre el tiempo, la historia y, finalmente, los hombres, a la vez que un deseo de granjearse la protección de poderes ocultos. Están en contradicción con el honor y el respeto, mezclados de temor amoroso, que debemos solamente a Dios”. CCE 2116

Respuesta dada por el P. Dominic Feehan, SHM