¿Somos importantes para Dios?

RESPUESTA:
Si pensamos que Dios era feliz en su Trinidad de amor, la creación del mundo sólo se explica para que pueda existir el hombre, la única criatura a la que Dios ha amado por sí misma. Si a pesar de que Adan y Eva pecaron y destruyeron el plan de Dios, Dios envió a su único Hijo para que podamos ser hijos de Dios y tener vida abundante, creo que podemos pensar con toda justicia que verdaderamente somos importantes para Dios. Nos ha comprado al precio de la Sangre de su Hijo.

Respuesta dada por el P. Félix López, S.H.M.