Si te hace feliz…

¿Qué es lo que me hace feliz? Podríamos dar muchas respuestas. Por ejemplo, puede haber alguien a quien le guste mucho el bizcocho de chocolate. Si le das un buen trozo, empalagoso, con nata y sirope de chocolate por encima, le harás feliz. La comida me puede hacer feliz. De hecho, mucha gente está obesa porque no puede encontrar la felicidad en otra parte, por eso intentan buscarla donde pueden: en la buena comida. Sin embargo, la comida nunca podrá sustituir a la verdadera felicidad.

¿Qué piensas sobre pasar un día en el parque temático "Six Flags"? ¿Y de ganar un viaje a Disney World? ¿Y de hacer un crucero a las Bahamas? ¿Y de pasar un fin de semana en la ciudad de Nueva York? Me divertiría muchísimo y me haría feliz, pero tampoco esto puede darme una felicidad verdadera y duradera. "La felicidad no está en la diversión, pues sería absurdo que el fin del hombre fuera la diversión y que se afanara y sufriera toda la vida por causa de la diversión" (Aristóteles).

Puedo alcanzar un objetivo: llegar a los Juegos Olímpicos, conseguir el trabajo que siempre he deseado, viajar a 25 países diferentes, aprender varios idiomas, conocer a gente famosa... Pero, una vez conseguido ese premio... ¿qué? ¿Te va a seguir haciendo feliz todo el tiempo?

Si tuvieras todas esas cosas pero estuvieras solo, sin que nadie te amara ni se preocupase por ti, ¿serías feliz? Aristóteles insistía: "Sin amigos, nadie querría vivir, aunque poseyera todos los demás bienes".

Como ves, hay distintos niveles de felicidad. Cuando encuentras una clase de felicidad mejor, ya no necesitas los niveles inferiores, porque tienes algo más importante. Entonces, se trata de encontrar el tipo de felicidad que nos haga felices. Un tipo de felicidad que no me pueda ser arrebatada.

Siguiente pregunta: ¿Hay un tipo de felicidad que pueda satisfacerme totalmente?