¡Es el mes de mayo!

¡Es el mes de mayo!

No hay mejor momento para conocer a la Virgen María que en este mes tan especial que está consagrado a Ella. Si te has bloqueado y no se te ocurren ideas de cómo puedes acercarte más a la Virgen, aquí te dejo algunas opciones que te pueden ayudar:

1. Reza el rosario todos los días y haz que otros también lo recen contigo. Si puedes, reza con tu familia, y si no puedes, ¡rézalo con amigos! Si te ves solo y te cuesta empezar, haz una videollamada con un amigo para empezar. Si te cuesta rezarlo entero, quizás quieras empezar poco a poco rezando solo un misterio al día o leyendo un libro en el que vengan los misterios del rosario meditados. Si pichas aquí, podrás conseguir los audios con los misterios de cada día, y aquí podrás encontrar algunas meditaciones de la Santísima Virgen de San Ildefonso Rodríguez Villar, que pueden ayudarte en la reflexión.

2. Aprende algunas canciones sobre la Virgen y cántale una cada día. También puedes cantarle una después de cada misterio del rosario si eso te ayuda a no distraerte. Aquí tienes algunas que puedes aprender:

¡Viva la Madre más buena!, de las Siervas del Hogar de la Madre

Esclava Siempre Virgen Fiel, de los Siervos del Hogar de la Madre

Ven por Ella, del Hogar de la Madre

3. Lee, al menos 15 minutos al día, sobre un libro que trate de la Virgen María. ¡Que no te entre la gula, no te lo termines en un día! La lectura espiritual a veces requiere tiempo para digerir lentamente. Aquí hay algunas recomendaciones:

El primer amor del mundo: María la Madre de Dios, del Venerable Fulton Sheen (disponible aquí).

Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María, de San Luis Grignion de Montfort (disponible aquí).

Dios te salve, Reina y Madre, de Scott Hahn (disponible aquí).

4. Conoce a santos que amaron a la Virgen -¡¿qué santo no tuvo devoción a la Virgen María?!-, y pídeles su intercesión. Puedes empezar por algunos conocidos como San Juan Pablo II, San Maximiliano Kolbe, Fulton Sheen y… ¡tantos otros!

5. Organiza un día de “cine” con una película de la Virgen o de santos que tuvieron especial cariño hacia Ella. Algunas ideas:

Apariciones marianas del siglo XX: (ver aquí).

Garabandal, Solo Dios lo sabe: (ver aquí).

Garabandal, catarata imparable: (ver aquí).

La canción de Bernadette (película basada en las apariciones de La Virgen María en Lourdes): (ver aquí).

San Maximiliano Kolbe (ver aquí).

6. ¿Conoces los dogmas de la Virgen María? ¿Conoces la historia de sus advocaciones o la historia del Rosario? Fórmate para poder defender a la Virgen, o al menos difundir su amor, con los escritos de nuestros Papas sobre Ella. Aquí tienes algunos con lo que puedes empezar:

Sobre la Asunción: Munificentissimus Deus, del Papa San Pío XII: (disponible en este link).

Sobre el rosario: Rosarium Virginis Mariae, del Papa San Juan Pablo II: (disponible aquí).

Sobre la Inmaculada Concepción: Ineffabilis Deus, del Papa San Pío IX: (pincha aquí).

Sobre el papel de María en la salvación: Redemptoris Mater, del Papa San Juan Pablo II: (disponible aquí).

7. Lee acerca de las virtudes de la Virgen y elige una en la que centrarte este mes. Haz propósitos concretos y renueva tu petición para que Ella sea tu maestra y modelo en esa virtud particular que has escogido.

8. Aprende a hacer un rosario (Puedes ver aquí un tutorial). ¡Puedes regalárselos y ayudar a las personas que tienes cerca a que guarden un tesoro en el Cielo, donde nadie podrá quitarles el mérito de sus oraciones! (¡¡No hay coche que les puedas regalar que les vaya a durar tanto!!).

9. Recopila una lista de frases sobre la Virgen y mándaselas cada día a diferentes personas. ¿Quién sabe los frutos que dará la semilla que plantes?

Feliz mes de mayo, y disfruta queriendo cada día más a la Mujer más guapa de toda la tierra, ¡¡y del Cielo!!