Es tu vida

“Esta es tu vida, ¿eres lo que quieres ser?" Esta frase es de una canción que ayudó a un grupo de amigos entablar una conversación sobre lo que iban a hacer con sus vidas. Les llevó a ir más allá de las fiestas, los desenfrenos..., y a dejar de estar sin hacer nada para ver dónde se termina el horizonte: LA VIDA.

Puede que una canción, un incidente, una frase, el ejemplo de una persona y sus sacrificios, nos hagan reflexionar de vez en cuando sobre qué estamos haciendo con nuestras vidas y hacia dónde vamos.

¿Qué estás haciendo exactamente con tu vida? ¿Qué piensas acerca de ti mismo? ¿Estás satisfecho con lo que haces? ¿Eres el amigo, hermano o hijo que deberías ser? ¿Eres feliz con los amigos que tienes? ¿Te están ayudando realmente o experimentas que estás hecho para algo más?
 “Hecho para más”. ¿Qué significa esto? Significa que sientes un empuje, una llamada, un deseo dentro de ti de ser mejor persona, una exigencia mayor de ti mismo, de dar lo mejor de ti mismo a los demás y pensar menos en ti.

Estamos llamados a cosas grandes: la santidad. Estamos llamados a alcanzar lo más alto, lo más grande, que es la santidad. Esto es lo que llevamos en nuestros corazones, lo que experimentas dentro de ti cuando crees que tienes que ser más en la vida. Es aquello que dijo el Papa Benedicto XVI: “El mundo os promete comodidad, pero no estáis hechos para la comodidad. Fuisteis hechos para la grandeza”.

¡Cuánta gente se quita la vida porque no está satisfecha! Esto no debería ser una razón para terminar con la propia vida sino para cambiarla, darle la vuelta y comenzar a trabajarse a uno mismo para llegar a ser aquello para lo que fue creado. Santa Catalina de Siena escribió: “Si eres lo que debes ser, verás todo el mundo encenderse”.

Aquí tienes un vídeo para que sigas pensando….