Santa María Magdalena

Santa María Magdalena 
Sea cual sea la vida que haya llevado hasta ahora, toda persona redimida por Cristo podría decir junto con santa María Magdalena: “Y resulta que el único que podría haberme juzgado me defendió”.

voy hacia ti

 


Hna.-Patricia

Me llamo hna. Patricia Mª del Amor Crucificado y soy Sierva del Hogar de la Madre.
Vivía una vida llena de aventuras: tirolinas, piraguas, escalada, caballos… Era monitora de campamentos; era mi sueño: lo tenía “todo”. Hasta que un día la Virgen me sorprendió viniendo de "acampada" a donde yo trabajaba e hizo que mi vida cambiara por completo.
Dejé esas aventuras del mundo por una más apasionante: vivir para Dios y mi Madre, la Virgen. Así que ahora, me he lanzado sin vuelta atrás, y mi vida es una tirolina en la que al otro lado me espera alguien: Jesús.