5 formas en las que podrías perderte este Adviento

Querido principiante,

El Adviento se va rápido, ¡asegúrate de no perderte nada! Sé que quieres aprovecharlo, así que leer estos 5 consejos sobre cómo perderte por completo, podría ayudarte a enderezar tu camino hacia la Navidad...

  1. Dedica todo tu dinero y tiempo libre a las compras navideñas, y cuando no lo hagas, utiliza tu tiempo en pensar qué vas a comprar a cada persona, dónde lo vas a conseguir, etc. .... Por no hablar de hacer tu propia lista. Haciendo esto, pasarás todo el Adviento igual que el mundo consumista y, cuando llegue la temporada navideña, en lugar de experimentar la alegría de celebrar su nacimiento, estarás cansado y vacío... como todos los años.
  2. Trabajar horas extras para ganar más dinero, ir a todas las fiestas de Navidad y recordar que solo se vive una vez. Todo esto ayuda al primer punto: te aleja del misterio, puede hacerte caer fácilmente en tentaciones de pecado y, al desgastarte, te hace apartar los ojos de Jesús y María. ¿Cuál es tu objetivo? Vive de tal manera que lo consigas.
  3. No leas nada relacionado con el Adviento, no medites las lecturas de la Misa del día y no intentes comprender lo que significó entonces la venida de Cristo y por qué decimos ahora: «Ven, Señor Jesús». Además de la Misa diaria, de la Biblia y de muchas páginas web con grandes artículos sobre el Adviento y el misterio de la Encarnación, hay gracias extras que el Señor quiere dar durante este tiempo. ¡Así que, estate atento, de ti depende el si te preparas o no para recibirlas!
  4. No te confieses, ni hagas penitencia, ni limosnas, ni oraciones extras. Porque si lo hicieras, estarías haciendo exactamente lo que se te pide durante el Adviento, y podrías beneficiarte.
  5. No hables con tu director espiritual sobre cómo puedes preparar verdaderamente tu corazón para la venida del Redentor: en la Misa, en la oración, en el trabajo y con la gente que te rodea. Al Señor le encanta hablar a través de los directores espirituales y da muchas gracias a través de ellos. Cuidado. Puede que te esté esperando una gracia especial.

Vale, piensa bien cómo estás viviendo este Adviento: ¡no volverá a repetirse! Y por supuesto, si estás leyendo esto, es porque realmente quieres aprovechar el Adviento y la Navidad, así que ten en cuenta estas cosas. Es muy fácil perder de vista el verdadero significado de la Navidad, pero el Señor y Nuestra Santísima Madre nos llaman constantemente a una intimidad más profunda con ellos. El misterio de la Navidad es realmente muy profundo. Busca meditaciones que te ayuden a ver un nuevo aspecto del nacimiento de Cristo para que puedas saber más. Cuanto más sepas, ¡más razones para amar!

Otro principiante pero con muy buenos profesores