Padre Henry: siempre atento a la obra de Dios en su vida

Querido principiante:

«Señor,¿qué me estás queriendo decir con esto?» Esta es una frase típica del Padre Henry Kowalczyk, el primer Siervo del Hogar de la Madre en pasar a la vida eterna.

Yo no le conocí muy bien, pero lo suficiente para quedar impresionada por su manera sobrenatural de ver las cosas. Viendo cómo este humilde sacerdote hablaba de Jesús y de María te hacía querer crecer en tu propia relación con ellos. Como su superior, el Padre Matthew Nobrega, dijo en una homilía sobre él: el Padre Henry era incapaz de hablar sin mencionar a Dios. Lo que llevaba dentro de él no podía dejar de salir a la superficie. (https://www.youtube.com/watch?v=mXhFq1icW3A)

Estando en España y en una comunidad española, siempre hablaba español, un idioma que nunca llegó a dominar. Sus verbos estaban mal conjugados, y en medio de la homilía soltaba una palabra en inglés, preguntando cómo se decía en español. Y aun así, sus palabras hablaban directamente a tu corazón, reavivaban la llama débil y te animaban a seguir luchando, y a creer que merecía la pena, porque el Cielo merece la pena. 

Escuchándole hablar, te entusiasmabas también con el Cielo, y empiezas a ver tus preocupaciones realmente como nada comparadas con lo que el Señor tuvo que sufrir por ti; que Dios desea entrar en tu corazón y que debemos tener ese mismo anhelo por Él. 

Para el Padre Henry, la vida sobrenatural era tan real, o más, que la vida natural. Él siempre estaba atento a lo que el Señor y nuestra Madre estaban haciendo en su vida. Entendió que Dios no solo quería ser parte de su vida, sino que quería guiarla, y el Padre Henry le dio el control total al Espíritu Santo.

Con el tiempo, sin duda habrá innumerables testimonios de este Siervo. Os animo a buscar sus homilías y escucharlas, y pedir la gracia de vivir con el corazón en el cielo, como lo hizo el Padre Henry.

Otro principiante, que tiene un buen maestro en el P. Henry