La Santa Misa


 
Querido principiante:

Todo se rige por unas reglas. A veces, en vez de reglas, hablamos de normas, principios, etc.

Es normal que todo tenga un orden y un modo de actuación. Observa la creación y podrás ver que hay un orden detrás de todo. En primavera siempre podrás esperar que un árbol frutal florezca y que, después de caer la flor, dé frutos. Si no, hay algo que está mal. Cuando vas a una tienda, sabes que la persona que trabaja allí debe atenderte con educación y, si compras algo, sabes que tienes que pagar. ¿Has visto alguna vez un partido de baloncesto donde el árbitro no pite las faltas o deje pasar cosas que hasta tu abuela, estando ciega, podría ver?

Si estamos acostumbrados a todo esto en las cosas de la vida diaria, ¿por qué tendría que haber alguna diferencia en la vida espiritual y, en particular, en la Santa Misa?  Cuando vas a Misa, sabes qué esperar. No es un teatro en el que el actor es el sacerdote. No es algo para entretenerte. La liturgia es una participación en el sacrificio de Jesucristo al Padre. Esto se hace a través de una serie de ritos ya establecidos, y no hay necesidad de cambiar nada. Aunque a ti se te ocurra una idea genial, las ideas de la esposa de Cristo, la Iglesia, son mejores.

Hay oraciones de la Misa que la Iglesia ha pronunciado desde el principio, como las palabras de Cristo y las palabras que cientos de santos han rezado con fervor. Todo lo que se pide del sacerdote es que haga su parte. Es un servicio a los fieles, pero, más importante aún, es un servicio a Dios. Digo esto a los futuros sacerdotes, pero también a los que van a la iglesia. Como católico, tienes derecho a esperar una Misa acorde con tu fe. La Misa tiene sus partes, sus reglas, y estas están muy claramente marcadas. Es algo muy serio cambiar algo de la Misa: las palabras, las acciones, las fórmulas, etc. Si se cambian ciertos momentos de la Misa, como las palabras de la consagración, se llega incluso a invalidar la celebración eucarística, es decir, Cristo no transforma el pan en su cuerpo.

Si soy católico, quiero ir a una Misa católica. Si por fuera se muestra como una iglesia católica, eso es lo que espero encontrar también dentro. El mundo está intentando constantemente cambiar nuestra religión, ¿Por qué tenemos que hacer lo mismo que hace todo el mundo?

En la Eucaristía, otro principiante con muy buenos profesores.